lunes, 25 de abril de 2016

Reseña Ndura Hijo de la selva


Sinopsis
“Ndura. Hijo de la selva” es una novela donde el protagonista, volviendo de unas tranquilas vacaciones en Namibia, un típico safari fotográfico, se ve envuelto en una inesperada situación de supervivencia extrema en la selva de Ituri, en la República del Congo, cuando su avión es derribado por los rebeldes. Un lugar donde la Naturaleza no es el único enemigo y donde sobrevivir no es el único problema. Una aventura con aroma a las clásicas de siempre que hacen de este libro el plato perfecto para evadirse de la realidad y sentir uno mismo la angustia y la desesperación del protagonista ante el reto que se le presenta. En este libro se mezcla de forma natural la emoción y la tensión del propio reto de sobrevivir, la degradación psicológica del protagonista a lo largo de la historia y un profundo estudio del medio, sus animales, plantas y personas. También nos enseña que nuestra percepción de dónde están nuestros límites suele ser errónea, a veces para bien y otras para mal.
Opinión

En lo que parece ser el desenlace, con la jungla en la espalda y la civilización enfrente. Para saber cómo ha llegado hasta allí, es necesario que nos preparemos para fundirnos con el pensamiento del protagonista, y así es como viviremos el ataque de un avión por un grupo guerrillero que termina en tragedia y tras el que el personaje se ve obligado a huir internándose en la selva de Ituri, en la República del Congo.
Las primeras horas son angustiosas, llenas de incertidumbre y sobre todo mucho miedo que el autor sabe describir muy bien consiguiendo que cada vez nos integremos más en la historia. 

A partir de ahí, los días son auténticas pesadillas en las que la fiebre, el dolor, el hambre y la sed, son las únicas sensaciones que vivirá Javier, y que también nos hará vivir a nosotros. El libro de hecho, está tratado de manera muy real, de modo que no nos vamos a encontrar aquí con un superhéroe que tiene solución para todo, sino que prácticamente debe sobrevivir con los típicos conocimientos que tenemos casi todos, gracias a los libros y a las películas, lo cual, obviamente, no es suficiente. 
Un hecho determinante y la parte que más me gusta del libro es su encuentro con una tribu de pigmeos y su estancia con ellos. Casi llegamos a sentirnos nosotros también a gusto entre esa gente que sólo vive con lo que necesita en el momento, que tiene un gran conocimiento y sobre todo respeto por la naturaleza y que tienen una convivencia envidiable. Hay un antes y un después en el carácter del protagonista marcado por este encuentro, ya que con ellos aprende que la selva no tiene por qué ser únicamente enemiga, sino también aliada. 
Aunque por desgracia no será suficiente como comprobaremos en su inevitable final. También es reseñable la denuncia del escritor hacia la situación de los esclavos que trabajan en las minas de coltán, y a la matanza indiscriminada de animales por los cazadores furtivos.
Considero que no entra en mi categoría de los favoritos pero es envolvente pues cada día es un suceso nuevo el no piensa en el futuro el busca sobrevivir cada día, eso es lo que lo vuelvo adictivo hubieron cosas que no me gustaron pues no es mi tipo literario o lo acostumbrado








1 comentarios:

 

Almas Lectoras Template by Ipietoon Cute Blog Design and Bukit Gambang